Bueno, todo va mejorando.

Por fin han oído ese ruido esperanzador que alguna que otra vez ha salvado alguna vida… el esperado helicóptero¡¡¡

La situación de nuestra ya amiga, “Vespino”, se estaba poniendo al límite, pero han conseguido evacuarla y todos han respirado.

Los ánimos van mejorando. La tranquilidad de saberla a salvo les ha animado a plantear la subida, el tiempo “parece” que les va a dar una oportunidad, dice Patxi que se encuentra físicamente bien.

Van a intentarlo, va a ser un único intento, el domingo es la fecha límite para desmontar el Campo Base. Suben Óscar, Carles, Anna y Patxi. Nuestro ya amigo “Barraca”, se queda esperándolos en el Campo Base, físicamente se encuentra muy bien pero con la moral mermada por la extrema situación vivida, se emociona con los mensajes de su familia, le gusta.

Patxi nos relata el plan: salir el jueves a las dos de la madrugada, llegar a dormir al CII; el viernes hacer lo propio para hacer noche en el C IV, a 7000 metros; intentar la cumbre el sábado día 25. Y regresar¡¡¡

Todo ello depende de cómo encuentren todo tipo de circunstancias, el tiempo, la nieve, la montaña, etc. Irán valorando sobre la marcha.

Le transmitimos todos vuestros ánimos y mensajes y ríe….a la vez que se emociona.

Como dice Gaston Rébuffat (este debe ser amigo de Patxi…): “El alpinista es un hombre que conduce su cuerpo allí donde, un día, miraron sus ojos. Y que además vuelve.”

Y remata:

“El mejor alpinista es un alpinista vivo”.

Suerte¡¡

Anuncios