El tiempo (climatológico) no se puede decir que nos esté ayudando de especial manera, es más, mientras escribo estas líneas, la lluvia y la nieve, golpean de manera incesante el todo de mi tienda de C.B.
Pero, a pesar de ello, Barraca y yo, hemos exprimido el día de la mejor manera posible y, tras un considerable esfuerzo, hemos alcanzado el emplazamiento del C.I. y ya tenemos instalada nuestra tienda a 5800m de altitud.
Tras plantar la tienda y recuperar un poco el aliento, nos hemos lanzado en picado hacia el C.B. al que hemos llegado envueltos en una pertinaz llovizna que nos ha dejado calados y con el único ánimo de meternos en nuestro cálido y reconfortante saco de plumas, desde ahora escribo estas líneas.
Si el clima mejora, mañana saldremos de nuevo hacia arriba con la intención de pasar 2 ó 3 días y dejar instalado algún otro campo de altura y acomodar nuestro organismo a las inevitables exigencias que la altitud siempre nos reclama.

Anuncios