Óscar, Ana y yo llegamos al Campo I.

Utilizamos la vía que en su día había abierto uno de los mejores alpinista austriacos, Herman Buhl, en 1957, después de su victoria en el Broad Peak, murió cuando intentaba la ascensión al Chogolisa (7.665 m) ese mismo año.

Aclimatados bien vamos avanzando. El paisaje es precioso, nieve, hielo, sol. Seguimos la ascensión al Campo II y pasamos noche.

Hemos llegado a 6.500 metros. El frío es bestial, no vamos equipados, satisfechos regresamos al Campo Base.

El ambiente en el grupo es inmejorable, todos nos encontramos plenos de energía y el tiempo nos acompaña.

Gracias a todos por vuestras felicitaciones de cumpleaños, un saludo.

Anuncios