No son estos buenos tiempos, ni para la lírica, ni para  la ética, ni por ende, para la montaña.

Quien sea asiduo de este Blog, estará pensando que soy un dejado o que la tecnología me está jugando una mala pasada y soy incapaz de mandar un solo comentario de la expedición que, se supone, estoy realizando en estos momentos por el Karakorum Chino.

Pues no, nada eso. El asunto cierto es que ese pedazo de tierra inexplorada a la que pretendíamos ir a principios de Junio, tendrá que esperar mejores vientos y mejores momentos en los que los ánimos del personal no estén tan atenazados.

Pero, como dice un amigo que suele darme ánimos en estas páginas, no quiero dejaros sin entretenimiento para esas tediosas tardes de trabajo Veraniego.

Así pues, las próximas líneas que aquí escriba, serán redactadas desde La India; más concretamente desde la región de Jammu Kachemira. Hasta este lugar que suena tan belicoso (India y Pakistán mantienen un contencioso poco amigable desde décadas) extiende sus tentáculos la cordillera del Himalaya formando un pequeño, pero precioso, macizo montañoso.

Coronando este solitario grupo de montañas se encuentran el Nun (7135m) y el Kun ( 7077m).

Pero nuestro objetivo no será solo escalar la mayor elevación de este macizo (El Nun) sino adentrarnos , ver y comprender la maravillosa región del Ladakh, llamada también “El pequeño Tibet”, salpicada de monasterios budistas perdidos por las montañas.

El paisaje que nos vamos a encontrar en este arduo camino es duro y áspero, alejado de los generosos valles Nepalíes tapizados de vida y vegetación pero, sabemos bien la innegable atracción que estos espacios salvajes y abiertos despiertan en quienes frecuentamos estas desoladas tierras.

Son estos unos tiempos en los que los planes, los de cualquiera que los haga, pueden sufrir cambios radicales de un día para otro a una velocidad endiablada pero, como quiera que esta es la tercera expedición a la que me engancho durante este año, espero haber llenado el cupo de planes naufragados y pueda finalmente llevarla a cabo.

El Jueves 28 de Junio parto pues para el Himalaya Indio. Desde allí os mantendré informados a quienes tenéis a bien leer las páginas y sentís curiosidad por lo que en ellas os cuento.

Un fuerte abrazopara todos.

P.D. Ya sabéis que suelo sufrir una pequeña transformación cuando me encuentro bajo estas montañas y que mis textos se tornan un poco (tal vez demasiado) intimistas. No es nada premeditado ni sujeto a ningún guión…simplemente soy yo debajo de una montaña demasiado alta.

Anuncios