Uno va cumpliendo años (afortunadamente), y poco a poco va llenando la mochila con el nombre de montañas ascendidas y de otras que se quedaron sin ascender. Lo cierto es que siempre he tenido la costumbre de ir al monte con generosa mochila. No se sabe con cuanto la tendrás que llenar al final de cada expedición así que, opto por la máxima de “más vale que sobre que no que falte”. Las dimensiones de mis mochilas han ido siempre en consonancia con el bagaje del que las he llenado expedición tras expedición. Kilos y kilos de imágenes, sonidos, aromas, sensaciones y sentimientos son el equipaje con el que vuelvo siempre a casa, y si además de todo esto hay una foto de cumbre, pues eso, miel sobre hojuelas. Tengo la suerte de haber conocido muchas montañas con pasajes que, aun hoy, me siguen poniendo los pelos de punta al recordarlos. De todas esas joyas para recuerdo que abarrotan mi cabeza, voy a destacar “la escalada del Sherak del C.I” del Kangchenjunga. Pocos “Campo Uno” tienen la elegancia que posee el del Kangchen. Apenas te elevan 700m de desnivel desde el C.B. pero, cuando llega el momento de encaramarte en la cima de este gran Sherak, te llegas a sentir como uno de los buenos…, alpinistas me refiero. Y como, aunque parezca mentira, todo en estas montañas está regido por un incuestionable equilibrio, esta joya de hielo solo podía pertenecer al Kangchenjunga; la montaña más espectacular del mundo.

Pincha en el siguiente enlace y escala conmigo el gran Sherak:

 http://www.youtube.com/watch?v=JYPrXBZT3mg

Patxi

Sherak del C -

Salida del Sherak hacia el C.I

     

Anuncios