Todos los miembros de la expedición con Miss Hawley, "la cronista del Himalaya", en el centro

Todos los miembros de la expedición con Miss Hawley, "la cronista del Himalaya", en el centro

Segundo día de trecking. Se respira optimismo, en gran parte incentivado por Kinga Baranowska, la alpinista polaca que se ha unido a nuestra expedición, que ameniza nuestra marcha con una alegría contagiosa. El paisaje es increible. Subimos y bajamos desniveles de 2000 metros y no dejamos de sorprendernos con la espectacularidad de las vistas.

El pasado viernes no pudimos volar en avioneta de Katmandú a Taplejung tal y como teníamos previsto, y las 19 horas en 4 x 4 resultaron algo pesadas. Pero por el momento las cosas van bien y a pesar del cansancio del viaje, en cinco días esperamos llegar al campo base.

En Taplejung, contratamos a los 70 porteadores que hoy nos acompañan. No fue fácil dar con ellos. En primer lugar, porque en esta zona del Noreste de Nepal no hay tanta tradición entre sus gentes como en las zonas más próximas al Everest; y en segundo lugar, porque días antes de nuestra llegada, la expedición de Al Filo de lo Imposible ya había pasado por Taplejung y contratado a sus porteadores. Por el camino nos hemos cruzado con alguno de esos porteadores que han dado media vuelta, aunque no sabemos realmente el motivo de su retirada.

(Esta información ha sido facilitada por el propio Patxi Goñi a través de una llamada telefónica a la oficina de Pamplona 2016 realizada ayer, 13 de abril, a las 11h de la mañana, hora española)

Anuncios